Deberias? Mejor Escucha!

Hola desde Croacia!

 

Bienvenidos a la sesión del Lenguaje de una vida feliz de hoy con el Virus Deberías y el Antidoto Escucha!

 

Es una delicia para mí saludarte desde un país que me ha sorprendido intensamente … wowww …

 

Estoy aquí en una semana de alegría, donde 60 de nosotros nos unimos durante la Semana del Yate (The Yacht Week Croatia – YouTube para celebrar la vida, la amistad, la naturaleza … lo Desconocido …

 

Aquí hay algunas imágenes de Croacia de este Paraiso Terrenal ….

 

Croacia en Yate, Paraíso terrenal
Croacia en Yate, Paraíso terrenal

 

Al son de QUE PINCHE VIDON!! al amanecer, inspirada y agradecida, tengo el placer de continuar con lo que empezamos el 8 de mayo: El Lenguaje de una Vida Feliz, con el virus debe y su antídoto escuchar.

 

Preparación de tu espacio

 

Esta es una cita contigo misma. Y no hay nada más importante que la comunicación contigo mismo para caminar cada mañana a tu manera … declarando lo hermosa que es la vida.

 

Solo teniendo una conversación contigo mism@ podrás centrarte de una forma natural y sana, respirando tranquilamente, sin ansias, viviendo en el aqui y en el ahora.

 

Si aun no estás listo/lista para declarar la belleza de la vida, por lo menos date la oportunidad de gozar “lo hermoso  que son estos 15 minutos en tu propia compañía.

 

Respira produndamente … siente que tus pulmones se expanden … agradéceles  …

 

Una vez más, respira profundamente … dándole gracias a tus pulmones mientras los visualizas exhalando el bióxido de carbono para que las plantas lo tomen y produzcan el precioso oxígeno que nos mantiene vivos …

 

Ahora, con una sonrisa en tu rostro, sigue respirando normalmente, sintiendo la gran paz que vivir en el aqui y en el ahora te da.

 

Sigue respirando así hasta que sientas la conciencia del momento … la importancia de hablar contigo mismo con tanta calma … sin juicios, sin críticas … sólo siendo …

 

Ahora estoy sonriendo contigo sin importar que estemos a kilómetros de distancia…

 

La magia del Ser Uno nos une, a pesar de cualquier lógica…

 

Si prefieres, pon una musica de fondo agradable y enciende algunas velas. Crea un ambiente especial para esa cita contigo mismo.

 

¿Estás sonriendo?

 

Bien, entonces, comencemos.

 

 

El Virus Deberías

 

Como se mencionó en mis últimos blogs, crecí sin entender que mis padres estaban siendo tan estrictos conmigo porque esa era la forma en que creían que iba a convertirme en un miembro fuerte, autosuficiente y beneficioso de la sociedad.

 

Esta sensación de autoridad sin pedir mi opinión fue lentamente enviándome a ser La Pobre Muñeca Fea escondida por los rincones temerosa que alguien la viera…

 

Cuántos de ustedes han escuchado o dicho la sentencia fatal:

 

Deberías de saberlo!

 

Quisiera pedirte que por favor cierres tus sus ojos y te ordenes en voz alta: DEBERIAS!

 

Siente cuál es el sentimiento que estas palabras causan en tu ser …

 

Una vez más, sólo respira y dilo conscientemente una vez mas. Que sientes? ¿Reconoces alguno de las siguientes afirmaciones?
  • Una sensación de frustración
  • Un sentimiento de humillación
  • Confusión
  • Duda de la autoestima
  • Una sensación de estar atrapado
  • Una sensación de no-bienestar
  • Una sensación de ser atacado
  • Una imposibilidad de comunicarse con la persona que usa el virus “debería”

 

¿Puedes sentir cómo esta palabra realmente pueden deshabilitarte, si lo permites tomaándote las ccosas a personal?

 

Mi mamá usó esta frase tantas veces, cada vez que me hacía sentir que no era necesario. Me hacia sentir (sin querer, ahora lo se) tonta, frustrada, una buena para nada. ¿Me preguntaba constantemente por qué no podía entender lo que mi mamá quería de mí … era yo realmente tan incompetente? ¿Realmente era tan poco inteligente? ¿Tanto menos que todos los demás?

 

Y la respuesta llegaba diariamente, siempre más convencida diciéndome a mi misma:

 

     A la edad de treinta-y-seis años en Tokio aterricé, Deseosa de sin retraso alguno su idioma aprender Dándome cuenta de que había mucho más que la lengua estudiar, Su extremadamente diferente mentalidad era lo que tendría que entender. Mínimo quedarme por un año era mi intención Viviendo en el seno de una familia en Japón, Aprendiendo de sus hábitos y costumbres como ver Con sus ojos orientales y su sabiduría entender. La lengua japonesa para mí no es fácil de dominar Ya que es absolutamente diferente a las lenguas occidentales, Pero el real obstáculo, no reside ni en su gramática, ni en su fonética, Sino en poder discernir qué es lo que está bien o está mal. Cuando entras a un restorán que vende sólo soba En donde exclusivamente se venden esos tallarines en sopa, Oirás solamente un gran Sorbo a todo volúmen, Ya que todos al unísono sorben absorbiendo su sopa. O cuando pasas el umbral de una puerta Esperando que el hombre que camina contigo la detenga, Te quedarás totalmente asombrada Al ver que la puerta se cierra en tu cara. O cuando mi “madre japonesa” alegremente plancha la camisa De mi “padre japonés”, alistándose a visitar al bar con sus clientes, Y aún sabiendo que en el bar él se encontrará con otras chicas ¡Lo que su cara denota es una tranquila sonrisa!. O cuando la etiqueta japonesa dicta Que una mujer cuando un líquido bebe discreta, Con ambas manos el vaso deberá sostener Sorbiendo ruidosamente la bebida contenida.
Deberías saber que eres tonta! Nunca puedes hacer nada bien!

 

“Sí, eres una inútil Gloria… ¡deberías saber esto!”

 

Y lenta pero seguramente, eso se convirtió también en mi mantra. Lo peor es que me lo decía a mí misma cada vez que podía … hasta que se hizo parte de mí … incondicionalmente …

 

 

¿Cuál es el daño causado por este virus?

 

Al sentir los sentimientos mencionados anteriormente, y sabiendo que un sentimiento unido a una idea crea esa realidad, el daño causado por este virus puede ser irreversible:

  • Incapacidad de poder comunicarse desde el corazón
  • El sentido eterno de la necesidad de estar a la defensiva
  • La rotura de la propia autoestima
  • Adoptar el hábito de imponer los propios pensamientos a otros
  • Vivir en un estado de miedo, asustado de mostrarse vulnerable, por lo tanto, intimidado

 

Durante mi infancia muy frecuentemente mis padres se dirigían a mi usando este virus. Ahora entiendo que solo esperaban que yo entendiera lo que querían decir a la primera emisión de mando.

 

Pero  lo que no sabian era que yo no entendía … Acababa por obedecer a lo que sentía que querían decir, entrando en un estado  de ansiedad …

 

Lo peor era que por mucho que no me gustara la forma en que esto me hacía sentir,  poco a poco iba obteniendo lentamente ese hábito de atacarme a mí misma y a los demás!

 

Virus Deberías,  responsable de rupturas que pueden ser irrversibles

 

Esta palabra es tan ampliamente utilizada que nadie reconoce el “virus” en ella.

 

Deberías! La mejor manera de crear un muro de incomunicación
Deberías! La mejor manera de crear un muro de incomunicación

 

En esta ilustración vemos al leader imponer sus ideas sin tomar en cuenta las sugerencias de sus colegas creando un estado de ansiedad y disrgusto que  no llevara al grupo a ser productivos al máximo. Quizás incluso haya quien tenga un problema de salud debido a la tension nerviosa, imposibilidad de dormir, abrumado por tantas preocupaciones.

 

Es espeluznante … construir inconscientemente lentamente una pared entre los demás y tú … creando esa pared tan espesa que ya no te permite escuchar lo que otros están diciendo … y la razón por la que no puedes oírlos es:

 

  Si estás contaminado por este virus usando esta palabra:
  • Inconscientemente impondrás tus pensamientos a los demás
  • Permitirá que la arrogancia sea un visitante constante en su vida
  • Serás cada vez menos amable y compasivo,
  • Crearás una pared entre tu Yo y tu yo … la enfermedad más peligrosa de todas …
  • Estarás molesto, juzgando, criticando en una jornada de auto-búsqueda … perdid@ en la soledad

 

Si un usuario infectado te  intimida inconscientemente  y permites que te moleste tomándolo a personal:
  • Puedes cerrarte a la comunicación e imponer tus ideas, entrando en un estado defensivo sin salida
  • Puedes caer en la sumisión haciendo cosas para complacer a otros buscando la validación
  • Te traicionarás al hacer algo que no quieres hacer sintiendo una represión desagradable
  • Puedes sentir que te estas sofocando, creando problemas de salud

 

No Deberías de Sorber!

 

Hace muchos años, cuando tenía 21 años, sintiéndome finalmente en el apogeo de mi vida, elegí ir a Japón y estudiar el idioma y las costumbres de esa cultura maravillosa.

 

No podría haber elegido un país más diferente de nuestros hábitos y costumbres que Japón … literalmente me pareció que eran  extraterrestres muy educados y delicados, sin ofender!

 

Mi intención en Japón era la de aprender el idioma viviendo con una familia local y trabajando para sostener mis estudios. En mi proximo libro “Mis Sueños no son Negociables” explico como fue que pude milagrosamente financiarme este sueño hecho realidad y cómo terminé trabajando para una compañía japonesa alojándome en una villa privada en el centro de Tokio! Mi  “mamá” era maestra de todo tipo de artes japoneses y mi “papá” un shacho, o presidente de una empresa.. Una historia que me encanta relatar.

 

Así que decidí ir a Japón y aprender ese idioma, mi sexto para entonces. Hablo de cómo conseguí el financiamiento de la fuente, del flujo en mi libro “Mis sueños no son negociables

 

Una noche, al principio de mi estancia, fui a un restaurant donde vendían solo soba (tallarines japoneses). Estaba realmente deseando el deleite de esos fideos ligeros que tanto amo … cuando … empecé a oír ruidos que según mi educación mexicana son absolutamente “inaceptables” para una persona bien educada.

 

TODO MUNDO EN EL RESTAURANT ESTABA SORBIENDO CASI AL UNISONOO …

 

En shock total, no podía creer mis oídos. Con un rostro de uva pasa, mostrando mi total repugnancia, me dije: “Wowwww … ellos deberían saber que esto es algo totalmente inaceptable! ¿Que no tienen educación?”

 

Aghhh …

 

 

El antídoto Escuchar

 

 De repente me di cuenta de como yo estaba queriendo componer a estas personas maravillosas!

Las estaba juzgando, criticando, porque no hacían lo que para mi era correcto…

 

Si, les estaba imponiendo mi cultura!
Con el pasar del tiempo, empecé a entender…mi profunda admiración por los valores de este pueblo maravillos hizo que la compasión me embargara y me oí decirme a mí misma:
Bueno Gloria, ahora estás en Japón. Quizás en México esto no sea aceptable. Sin embargo, aquí, en Japón, esto es parte de su cultura, por lo que vas a tener que sorber tu tambien, como ellos!

 

Aquí quisiera añadir un extracto de mi libro “Orgasmos Espirituales, encuentros vívidos en el Ahora que ilustra cómo escuchar  en lugar de imponer usando la palabra deberías hace que tu vida fluya en paz y armonía, permitiéndote ser inspirado por todos aquellos que te rodean.

 

 

 

 ¿Está bien? ¿Está mal?

A la edad de treinta-y-seis años en Tokio aterricé,
Deseosa de sin retraso alguno su idioma aprender
Dándome cuenta de que había mucho más que la lengua estudiar,
Su extremadamente diferente mentalidad era lo que tendría que entender.

 

Mínimo quedarme por un año era mi intención

Viviendo en el seno de una familia en Japón,

Aprendiendo de sus hábitos y costumbres como ver

Con sus ojos orientales y su sabiduría entender.

 

La lengua japonesa para mí no es fácil de dominar
Ya que es absolutamente diferente a las lenguas occidentales,
Pero el real obstáculo, no reside ni en su gramática, ni en su fonética,

Sino en poder discernir qué es lo que está bien o está mal.

 

Cuando entras a un restorán que vende sólo soba

En donde exclusivamente se venden esos tallarines en sopa,

Oirás solamente un gran Sorbo a todo volúmen

Ya que todos al unísono sorben absorbiendo su sopa

 

O cuando pasas el umbral de una puerta

Esperando que el hombre que camina contigo la detenga,

Te quedarás totalmente asombrada
Al ver que la puerta se cierra en tu cara.

 

O cuando mi “madre japonesa” alegremente plancha la camisa
De mi “padre japonés” alistándose a visitar al bar con sus clientes,

Y aún sabiendo que en el bar él se encontrará con otras chicas

¡Lo que su cara denota es una tranquila sonrisa!.

 

O cuando la etiqueta japonesa dicta
Que una mujer cuando un líquido bebe discreta,

Con ambas manos el vaso deberá sostener

Sorbiendo ruidosamente la bebida contenida.

 

 

Japón. El sólo hecho de escribir esta palabra me da un gran sentimiento de paz, integridad y espiritualidad…

Tenía veintiun años cuando llegué al Japón con la intención de estudiar mi sexto idioma. Nunca habría podido saber, que estaba por adquirir una de las armas más poderosas que jamás habría podido imaginar: vivir en un país, en el cual, la cultura era intensamente contrastante a la mía. Una cultura que me puso al borde de una de las preguntas más importantes que se pueda uno preguntar:

 

“¿Está bien o está mal?”
Durante los primeros veintiún años de mi vida, se me había enseñado que una persona educada, no sorbe cuando come o toma; que al beber se debe tomar el vaso o la copa con una sola mano, y que a las mujeres se les cede el paso al pasar por una puerta; que una esposa no debe permitir a su marido coquetear con otras mujeres y mucho menos tener una relación íntima… etc., etc., etc…

 

Al pasar de los días, mi subconsciente empezó a rebelarse ante tanta “aberración”, poniéndome en una situación en la cual me sentía mal; algo prácticamente desconocido para mí.

 

Hasta que una noche, exploté en lágrimas durante toda la noche, despertándome otra persona:

 

Había comprendido que no estaba en mi México que me había visto crecer, sino en un lugar muy lejano, al otro lado del mundo, donde las costumbres y usanzas eran realmente opuestas a las mías.

 

Como por arte de magia, al amanecer, ví al mundo con claridad, y mi corazón se sentía libre como el viento de nuevo: no estoy bien ni estoy mal, simplemente es un punto de vista diferente.

 

He aprendido ahora que si una situación me hace sentir en estado contracción, es señal de que debo cambiar mi dirección. Y si me siento en estado de expansión, es señal de que voy por buen camino.

 

Aprendí que me sentiría en estado de expansión si estaba sintiendo sentimientos tales como amor, compasión, tolerancia, alegría, interés, curiosidad, creatividad, generosidad, etc.; por otro lado, me sentiría en estado de contracción si permitía sentimientos tales como enojo, culpabilidad, crítica destructiva, querer tener siempre la razón, intolerancia, temor, etc.

 

Aprendí a gozar de la vida sin juzgar; ni culpar ni lamentar. Simplemente Sabiendo que todo está como debe estar en todo momento y en todo lugar.

Mil gracias mí queridísimo Japón…

Doumo arigatou gozaimashlta (mil gracias en Japonés)

 

 

No más Deberías para mí …

 

Después de la experiencia mencionada, aprendí una lección muy importante: soy yo quien crea conflicto con los demás cuando decido hacerlo, suponiendo que deben entender lo que está en mi mente. Cuando usas este virus con los demás, simplemente estás abriendo una puerta al conflicto. Y cuando la persona involucrada no juega tu juego y reacciona usando el mismo virus, puedes caer fácilmente en el clásico:

 

No puedo creer que él / ella haya hecho eso … él / ella debe saber que esto no es aceptable !!”

 

Sinceramente puedo entender toda la energía desperdiciada que resulta de esperar algo de alguien … el verdadero dolor que esto puede causar a ambas partes se puede evitar si sólo escucharamos.

 

Como el virus deberias puede causar divorcios, y  el antidoto escuchar puede mantener relaciones duraderas y poderosas

 

En cuanto a mí, me casé con un hombre maravilloso de una cultura completamente diferente. Siendo mexicana, “nadé” en aguas cristianas durante mi niñea. Nacido de padres muy abiertos, estoy entrenada para convivir socialmente con hombres y mujeres sin diferencias, celebrando profundo valores familiares.

 

Mi cónyugue Ibrahim es saudita, 18 años mayor que yo, nacido en Medinah … una ciudad santa. Cuando lo conocí vivía (y sigue viviendo) en Arabia Saudita, casado con tres adorables hijos.

 

Explico mas detalles en mi libro “Orgasmos Espirituales, encuentros vívidos en el Ahora” mencionado arriba.

 

La no contaminación del virus Deberías de ambos lados ha creado un verdadero lazo irrompible. Y definitivamente esto se ha logrado porque siempre nos escuchamos…no esperando  nada el uno del otro.

 

Es una sensación indescriptible, después de 36 años de “De Aqui Soy!

 

 

Cómo mantenerse alejado del uso de Deberías

 

  • Relájate y observa
  • Si te sientes atacado, respira tres veces antes de expresar cualquier pensamiento
  • Observa tu lenguaje corporal y aprende
  • Nota si estas queriendo componer o juzgar a la persona…respira y no lo hagas
  • Si te oyes decir: “Como es posible que hayas hecho esto?” cambialo por: Me encantaria saber que te hizo actuar de esa manera (en este caso estas simplemente y sin juzgar queriendo saber que te pasa
  • Sonríe y divertiertete aprendiendo de otros puntos de vista
  • Siente como no hay ni mal ni bien, solo diferente, sabiendo que todos tenemos derecho a pensar diferente

 

Ahora estás escuchando tu camino hacia el Flujo natural de la vida …

 

Felicitaciones.

 

¿Qué acción estarás tomando?

 

¿Elegirás aceptarte a ti mismo tal y como eres, permitiendo que el cerebro te ayude al producir endorfinas, de la hormona de la felicidad basando tus pensamientos en gratitud, apreciación y gentileza o bien todo lo contrario?

 

Después de todo esto es el atajo más corto hacia una relación suave y duradera primero contigo mismo, y luego con los demás…

 

¿Que Eliges?

 

Es tu decisión.

 

 

Nos vemos el 30 de Julio, con el Virus Tengo Que y su Antídoto Escojo.

 

Pensamientos felices, vida feliz!
Pensamientos felices, vida feliz!

Speak Your Mind