La felicidad es contagiosa!


 

Bienvenidos de nuevo!



Bienvenidos de nuevo a esta Plataforma Enfelizadora, en la cual estoy tan ansiosa de compartir con ustedes cómo es que mi constante estado endorfinizado me da el apoyo para soportar los “ataques de desafío” del dia a dia a fin de permanecer en el estado de gratitud, feliz, asegurando de esta manera la continua producción de endorfinas, el químico responsable de que permanezca clara, calmada y contenta.


Si quiere ver el lado científico de como mantenerse feliz, hay muchos artículos que puedes buscar en Google.


Yo prefiero enfocarme en nuestra tecnología interior, que nuestro Creador nos brindó cuando fuimos creados tan perfectamente; ahora, de forma natural y espotanea, simplemente sigamos el GPS con dirección: “Me siento bien“.


Ven conmigo a mi “hoy”.. ¡únete a mí en este feliz viaje, pase lo que pase!




 

Comenzando el día agradeciendo al Creador por otro día feliz y maravilloso.




Nadando en Gratitud



Mi práctica diaria endorfinadora


 

Todos los dias me levanto a las 5 a.m., dedicándome 5 horas, hasta las 10 a.m., a comunicarme conmigo misma y la naturaleza practicando las siguientes actividades


  • Meditar
  • Nadar en el mar o caminar en la naturaleza
  • Prepararme para un abundante desayuno
  • Leer lo que disfruta mi corazón,
  • Ir al gimnasio
  • Observar y hablar con la naturaleza

 

… todo esto me hace sentir feliz y agradecida, ayudándome a comenzar el día nadando en gratitud …


 

¡Comenzando el día agradeciendo a nuestro Creador por otro día maravilloso!



Primera reunión creativa de hoy



Tuve una reunión del mediodía aquí en Dubai; estaba ansiosa por reunirme con un compañero miembro de CEO Clubs,  feliz de compartir proyectos.


Llegar al icónico hotel Jumeirah Beach en sí mismo fue un evento muy gratificante.


Más aún cuando me enteré de los increíbles proyectos de Izzat, dirigidos a proporcionar a la comunidad excelentes servicios que son divertidos e innovadores.


Izzat Rostum, fundador de Dubai Exotic Limo

 


Mi tanque de endorfinas se estaba llenando rápidamente, lo que provocó una gran base para la lluvia de ideas, configurando el GPS en la dirección “Me siento bien”.




Endorfinada, llego gustosa a mi cita con el dentista



Armada de un gran sentido de satisfacción, fui a la Clínica Dental Michaels para continuar un tratamiento.


Como de costumbre, fui recibida por las recepcionistas que son tan hermosas y relajadas que no te sientes como si estuvieras en la clínica de un médico: fruta fresca, té, café, botellas de agua, todo bajo el efecto mágico de la música relajante que estaba más y más llenando mi tanque de endorfinas.


Ohhh … ¡cuánto nos reímos!


Mientras esperaba mi turno para ingresar a la sala de rayos X, tuve la oportunidad de observar atentamente los grandes detalles que me rodeaban:


  • Impecable limpieza
  • Coloridos muebles pequeños para niños, con tentadores juguetes creativos para entretenerlos.
  • La sensacion de estar en un jardin, rodedados de arboles gigantes

¡Cómo me sentía agradecida de estar en un ambiente tan afectuoso!

 




Mas endorfinas



Cuando me tomaron una radiografía panorámica, mi alegre Sensación me hizo apreciar aún más a la gente que está detrás de tanta tecnología.


Siento el infinito agradecimiento para todos los maestros del mundo…gracias!


¿Cuántas horas de investigación estuvieron detrás de estas asombrosas máquinas? Cuantas noches sin dormir …


El doctor, nacido en Dinamarca, fue muy amable y directo al grano.


Sin embargo, me preguntó seriamente si estaba preparada para cuidar mis implantes con mucha seriedad y compromiso, de modo que él pudiera tomar su decisión basado en mi respuesta.


Dr. Sorenson, increíblemente honesto y profesional.




Y aun mas endorfinas!



Después de esta muy alegre visita al dentista, asistí a mi cita a las 5 p.m. destinada a asociarme con uno de los miembros de CEO Clubs,  Qabas, creando el taller “Limpia tu desorden, sé tu felicidad.”


 

Qabas, directora de  Riforma


Qabas,  consultora motivacional muy hábil, literalmente me sorprendió en una de sus presentaciones. Ahora estaba ansiosa de ofrecer un evento que permitiera a la audiencia encontrar sus propias habilidades y visión construyendo las ideas con el uso de LEGOS, no de palabras o pluma y papel.


No puedo expresar lo feliz que me siento, dándome cuenta de que mi nivel de creatividad estaba explotando junto con Qabas.


¡Si si si! ¡Juntas creamos mejor!


Concluyendo con un plan de taller completo y fecha asignada, me dirigí a la compañía telefónica DU. muy agradecida por los eventos pasados ​​durante el día, todo lo que quería hacer era apreciar todo lo que me rodeaba.




Tantas endorfinas no me permiten quejarme…



¡Y ese sentimiento es tan contagioso que todos a mi alrededor parecían querer complacerme! Aunque venia a componer un problema, me sentía mejor con ganas de apreciar los magnificos servicios que nos ofrece esta compania local de telefonia.


Mientras esperaba mi turno, sonriendo dentro de mí, una amable voz me interrumpió diciendo:


“¿Cuál es su número de turno señorita?”


¡Me sentí tan ocupado! Le mostré mi ficha y me llevó a un asociado.


Mis ojos se volvieron aún más brillantes cuando vi la hermosa sonrisa de Hanan, una joven egipcia que me colmó de lágrimas inocentes y sinceras.


Linda Hanan, que Dios bendiga su resiliencia y deseos continuos de servir!


Tuvimos algunos problemas que me mantuvieron allí durante una hora. Sin embargo, nada que ella no pudiera hacer.


Ahora estaba hambrienta. Pero el nivel de gratitud que llenó mi contenedor de endorfinas continuó y me hizo sentir como flotando.


Entonces decidí: “Hoy voy a darme el tratamiento no tan común de una hamburguesa”.


Recordando mis días de infancia, caminé hacia la zona de restoranes en el Mall de los Emiratos




Y mi tanque de endorfinas se desborda!



En el camino, pasé por las instalaciones de esquí de nieve en Dubai, un área desértica que hace solo 30 años era TODA ARENA …


Wooowww. ¡Qué criaturas increíbles somos los seres humanos!


Mi tanque de endorfinas ya estaba completamente lleno, practicamente desbordando.


Le pedí a un transeúnte que por favor tomara una foto de esta prueba increible de ingeniería humana … “¡qué milagros somos!” dije dentro de mí, casi llorando, viendo esta vista por mil y una vez, con el mismo sentido de estupor!




Ya solo puedo ver lo positivo hasta en lo negativo!



La Sra. Hambre “me despertó”, así que continué caminando, descubriendo una famosa tienda de hamburguesas, famosa por ser  “saludable”: Shake Shack


Los operadores, filipinos en su mayoria, sonrientes y alegres, me parecían como salidos de una fiesta.  sobretodo porque yo estaba endorfinada al máximo en este punto …y no podia mas que ver el lado amable de todo.


Fui a la estación de servicio con mi deliciosa hamburgues con la intención de agregarle ketchup … y mientras presionaba el dispensador correspondiente, ¡SORPRESA!


El ketchup decidió tomar vida propia y me salpicó de enorme entusiasmo rojo.


Riendo en la escena y teniendo cuidado de que mi encantador vestido pintado a mano no se tiñera de rojo, estallé en una carcajada, y le pregunté a la preocupada asistente si mi vestido se había ensuciado.


“No, no se ensucio!”, dijo, llevándome diligentemente servilletas de papel para limpiar “el desastre”.


Más feliz que nunca, la condición endorfiinzante de mi cerebro continuaba a estar  “de mi lado” .produciendo mas y mas endorfinas, mandándome a un estado mágico, haciéndome sentir como que flotaba..


Mientras miraba la mesa y mi brazo manchados con esta salsa roja,  continué riendo, imaginando la escena …tambien porque mi vestido se había salvado,


Agradeciendo a los tres filipinos que ahora habían venido a socorrerme, procedí a calmar finalmente mi estómago y a saciar mi apetito.


Mientras lo hacia, vi a tres niños que probablemente habían venido solos al cine.


Uno de ellos parecía no tener dinero para comprar algo de comer, así que solo estaba mirando a los otros dos saborear sus papas fritas.


Seguí observando con la esperanza de que su mirada inquisitiva suavizara a los otros dos que no parecían tener ninguna intención de compartir, mucho más porque el más joven de los tres no parecía tener el valor  de pedir


En ese momento, vi cómo finalmente le ofrecieron UNA pieza.


Sentí alivio. Sin embargo, al ver la cara de “estoy todavía hambriento” de mi nuevo amigo (aunque él no sabía …),  sentí la necesidad de hacer algo sin avergonzarlo.


Fui a ver a una de las filipinas que me había ayudado minutos antes, contándole la historia …


Sin decir una palabra, fue al mostrador y sacó una pequeña racion de papas fritas.


Los tres muchachos ya se estaban yendo del lugar … sin embargo, ella fue tras ellos y le dio a este joven las preciosas papas todavía humeantes.


Pude ver desde mi mesa cómo el niño al principio se mostró reacio a llevarlos … pero, para mi alegría, finalmente las tomó, ¡haciéndonos a todos tan felices!


Ahhhhh … más endorfinas brotaron en mi sistema cuando sentí una alegría y un alivio intensos.


Sin esperar ni un segundo, me limpié las manos y me acerqué la encargada, abriendo mis brazos para abrazarla.


“¡Guau! ¡¡¡Muchísimas gracias por lo que acabas de hacer !! “Dije ambos nos abrazábamos.


De manera natural y cálida nos abrazamos con un abrazo tan feliz, que el resto del personal también fue naturalmente salpicado de felicidad, justo como unos minutos antes  el ketchup me salpicara de rojez …


Simplemente sentí cómo estabas sufriendo, así que hice algo al respecto …“, dijo Angie sinceramente


Sorprendida por su amable respuesta, no me dio tiempo de comentar, diciendo:


Sé cómo se siente ese niño porque crecí así, sin tener nada”, dijo Angie.


La abracé de nuevo, diciéndole cómo me habia conmovió la manera en que tomó medidas para ALIVIAR MI PENA!


Ella me puso en primer lugar, y luego el niño pequeño … y finalmente ella misma, satisfaciendo su alegría por servir a los demás … ¿cómo podría ser posible?


Mi mente volvió rápidamente a la escena en la que el Ataque de Ketchup me consiguió aliados instantáneos. Me di cuenta de que Angie había visto la escena y se había regocijado por mi vibrante reacción positiva.


Entonces, sintiéndose atraída por mi humor y positividad, ella simplemente estaba “pagando el precio de lo que ella estaba gozando al tener actos de gentileza con otros.


Ahhhh … literamlmente estallando en felicidad, pedí una foto selfie, incluidos los 2-3 asistentes que estaban a nuestro alrededor.


La felicidad se intensificó, de repente aparecieron otros asistentes que querían estar en la imagen.


Comencé a distribuir mis pegatinas de felicidad con tanta alegría, cuando escuché “¡Yo también quiero una!” por todos lados.


Me alegra compartir esas pegatinas, asi que metí fui hacia mi bolsa para obtener más.


Angie nos convocó a todos a pararnos frente al mostrador para incluir a los colegas detrás del mostrador.


Inclusividad … ahhh …


Ahora, un comensal ruso que también se había contagiado de felicidad,  se ofreció a tomar la foto para que todos pudiéramos ser parte de ella.


Y fue entonces cuando comencé a cantar a todo pulmon, mientras ellos me seguian como podian:


Sé feliz y mantente feliz, pase lo que pase, pase lo que pase, PASE LO QUE PASEEEE!



Le pedí al cliente que, por favor, tomara un video … que ahora puedo compartir contigo … ¡¡¡yeyyy !! Todos mostrando alegres sus pegatinas con el mensaje “Decide ser feliz y mantenerte feliz pase lo que pase!


Angie a mi derecha con los brazos totalmente abiertos … pegatinas en sus manos


Con ese brillo pase lo que pase en sus ojos y los brazos abiertos en total inclusividad, Angie me dio más de lo que ella jamas se podrá imaginar.


Mil gracias Angie




Contagiando felicidad!



Sintiéndome tan feliz, tuve que continuar esta fiesta, así que llamé a mis amigas para continuar la celebración, contagiando mas y mas…


Nos acompañas?


Y así, la celebración continuó …




Compartir



Mi única forma de pagar el precio por tanta alegría es compartir con ustedes mis experiencias, esperando les sirva para que tu también provoques tu felicidad.


A este punto, no sé cuántos de ustedes tendrán tiempo de leer hasta el final esta experiencia. Sin embargo, si solo eres tú, y sonreirás y sentirás que es la gratitud la que guía nuestroi camino hacia la salud, la riqueza y el bienestar, eso será suficiente para que yo me sienta satisfecha.


Contgiando felicidad una sonrisa a la vez.


Ahora querrás sonreír, endorfinizando tu cuerpo, volviéndote contagioso … siendo parte de la explosión de felicidad que es el camino hacia la paz mundial.




¿Cómo puedes mantenerte feliz?



Muchas veces las personas me han dicho cómo en tiempos de confusión se preguntan:

¿qué hace Gloria para mantenerse feliz?“.

…recordando una experiencia que vivimos juntos, encontrando alivio en su camino hacia la acción.


Una clave es saber que la sensación de contracción es parte de la felicidad.

Es en la forma en que ves los desafíos donde encontrarás tu dulce comodidad. Ese espacio de seguridad donde puedes simplemente ser y relajarte.


La felicidad es el arte de estar agradecidos, especialmente en tiempos de desafíos.


Solo continúa a sentirte agradecido por todo lo que tienes y entrenaras a tu cerebro a dar la orden de producir endorfinas constantemente… manteniéndote feliz de manera espontánea y natural.




Entonces tu que eliges?



Ya sea el Día de San Valentín o un día desafiante, decida ser feliz y mantenerse feliz pase lo que pase.


Estarás feliz de haberlo hecho.




¡Nos vemos el 1 de marzo!



¡Con más experiencias alentadoras que nos endorfinen a ti y a mí!

 




 

Deja tus comentarios!



Comparte con nosotros tus ideas, tus preguntas o sugerencias en el espacio aqui abajo.


Se parte de esta explosion de felicidad que tiene como finalidad natural la paz mundial…empezando por la tuya…




Un audio dirigido a ti…



Speak Your Mind